miércoles, 20 de marzo de 2013

Alitas de pollo asadas

"No sé cocinar". Si alguna vez has dicho eso, mientes. Sabes usar el horno. Consiste básicamente en poner comida en una bandeja y meterla en el horno hasta que tenga buena pinta. Hoy vamos a hacer alitas de pollo. Doraditas y sabrosas, ¿a quién no le gustan?




Ingredientes:

- Una bandeja de alitas de pollo, normales o congeladas.
- Aceite, sal y especias.
- Algo para acompañar. Yo he cogido zanahorias baby y patatas pequeñitas.

Procedimiento:

- Pon el horno a unos 180º, con calor arriba y abajo.

- Mientras se calienta, coloca en una bandeja para horno las alitas, las zanahorias baby, y las patatitas lavadas (sin pelar, se comen así). Si las alitas están congeladas, mételas solas unos minutos, y luego añade las verduras.

- Si las alitas no son congeladas, es buena idea que las mojes un poco para que salgan más jugosas. Luego echa sal a todo (bastante) y un chorrito de aceite de oliva. Si quieres, añade algunas especias, sobre todo al pollo: mezcla de hierbas, laurel, algún preparado para pollo...


¡Mitad del proceso! Toca darles la vuelta...


- Mete la bandeja en el horno. El tiempo exacto no lo sé, unos 25 minutos quizá, pero yo cocino a ojo. Cuando veas que las alitas están doradas por un lado, puedes darles la vuelta. Saca la bandeja cuando estén bien hechas (parte una para ver si están cocinadas por dentro).

¡Listo!

Ahora, momento anuncio años 50...
¡Haz feliz a tu hombre con un plato de alitas de pollo recién hechas!


¡Que aproveche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario