martes, 12 de marzo de 2013

Cómo hacer portavelas de arcilla

Tenía muchas ganas de crear algo desde cero. Y de pringarme las manos, para qué nos vamos a engañar :D Dejamos a un lado el fieltro, la goma eva y los hilos, y nos pasamos a la arcilla.

Materiales

- Arcilla para moldear. Yo he utilizado esta de toda la vida (al menos a mí me resulta muy familiar), comprada en Eroski. Me gusta porque es totalmente natural.
- Un CD. Vamos a estropearlo, así que mejor usa uno de propaganda o algo similar.
- Agua.
- Tijeras.
- Velas para tomar la medida.
- Pintauñas para decorar.

Procedimiento

Siento que no haya fotos del proceso, pero con el pringue que supone moldear no pude sacar ninguna, y antes y después desconecté. ¡Intentaré explicarlo del mejor modo posible!.

1. Usa las tijeras para cortar el CD en trocitos. No es necesario que sean iguales.

2. Vamos al lío. Antes de nada, protege la mesa, porque esto es pringoso. Usa hojas de revista, que se adhieren menos a la arcilla que el periódico.

3. Corta el trozo de arcilla con el que vas a trabajar, y empieza a amasarlo. Mójate los dedos de vez en cuando para hidratar la arcilla, y que el trabajo te resulte más fácil. ¡Disfruta! :)

4. Dale la forma que quieras, teniendo en cuenta el tamaño de tu vela. Yo no encontré ni un rodillo ni la paciencia para buscar algo similar, así que le di forma con los dedos, lo cual hizo que mis portavelas tengan cierto aire de regalo del Día de la Madre... Si tú quieres un resultado más perfecto, consigue un rodillo y úsalo para extender la arcilla de manera uniforme.

5. Cuando tengas el portavelas moldeado a tu gusto, clava ligeramente tu vela para poder encajarla en su marca cuando esté seco. Ten siempre en cuenta que cuando el portavelas se seque encogerá un poquito.

6. Clava los trocitos de CD. Ahora paciencia y a esperar mientras se seca la arcilla.

7. Por último usa los pintauñas para decorarlo. A falta de esmaltes especiales para arcilla, dan un resultado estupendo, ya que no se absorven tanto como la pintura y quedan con un efecto brillante. Yo he usado fucsia y azul marino.

¡Listo! Este es el resultado, a mí personalmente me gustan mucho. Los trocitos de CD hacen un efecto espejo muy bonito, reflejando la luz de las velas.



Amigos, para llegar a los portavelas con el toque Día de la Madre he recorrido un gran camino. Y es que lo mío con la arcilla viene de lejos... XD

¡Mirad la reliquia de los tiempos de infancia que apareció este verano en casa de mi abuela!


Maxi pollo rosa y naranja completamente inútil con ojo en contraste y detalles grabados. Por favor, dediquen un momento a admirar las patas jajajajaj!

Y si retrocedemos un poquito más en el tiempo...


.... ¡encontraremos este fascinante elefante! ¡No puedo dejar de reírme cada vez que lo veo! Lo mejor es que recuerdo perfectamente que fue involuntario. Estaba en el cole con la arcilla, y de repente me salió algo que me pareció un elefante sin trompa (...). Así que yo le añadí una, le clavé un lápiz para hacerle los ojos, y lo pinté de blanco por un cuento que tenía. Los ojos azules, of course. ¡Parece que está vivo! XDDD

¡En fin, espero que os haya gustado y que os animéis a meter las manos en la masa! Siempre es divertido, y acaba saliendo algo, como mínimo un elefante sin trompa :D 

3 comentarios:

  1. Soy bastante inexperta en el tema de la arcilla, pero me parece genial lo que has hecho.. Hasta el pollo rosa tiene su encanto... Lo único que tengo una duda: La arcilla la mezclas con agua y luego amasas o solo la hidratas como has indicado??
    Tengo un ligero recuerdo de la arcilla en el cole y me parecía muy blandita y moldeable pero no recuerdo si la añadíamos bastante agua.. :(
    Espero que me digas.. que en cuanto tenga un poco de tiempo me pongo con ello!! Gracias!!

    ResponderEliminar
  2. La arcilla ya es bastante "blanda", así que sólo tienes que mojarte los dedos y humedecerla añadiéndole unas gotas ;) ya verás como te sale algo bueno!!

    ResponderEliminar
  3. Se te da muy bien. Yo nunca he trabajado con arcilla, bueno sólo una vez, hace tiempo hice un par de pulseras con una buena amiga, pero no era arcilla, sino pasta de sal, y no eran dos, sino siete. Nunca llegué a entender exactamente qué significaba "magia"...

    ResponderEliminar