jueves, 14 de marzo de 2013

Tarta de fresa

La llamo de fresa porque a mí es la que más me gusta, pero podéis hacerla de cualquier sabor, de piña también sale buenísima.
Antes de nada quiero decir que no se parece nada a esas antiguas tartas empalagosas llenas de trufa pastosa y bizcocho reseco. Sale jugosa y fresquita, y le gusta a todo el mundo.

Si os apetece, quedaos a ver cómo se hace :)



Ingredientes:

- Un sobre de gelatina y un vaso de zumo del mismo sabor. Si quieres hacer la tarta de fresa, frambuesa etc, puedes usar zumo de frutas del bosque, o un multifrutas.

- Medio litro de nata (brick)

- Sobaos.

- Medio vaso de azúcar. Si utilizas zumo natural, echa más, pero el zumo "de bote" ya trae mucho azúcar.

- Un vaso de agua.

Procedimiento:

1. Echa en un cazo la gelatina, el zumo, el agua, y el azúcar, y ponlo a calentar mientras remueves. Nota: tu cocina empezará a oler a golosina :)

2. Cuando empiece a hervir, añade la nata y sigue removiendo. Cuando se haya disuelto y la mezcla tenga una textura uniforme, retira del fuego.

3. En un molde coloca una base de sobaos. No es necesario que lo engrases.

4. Vierte la mezcla del cazo en el molde. Verás que los sobaos salen a la superficie. Cuando la mezcla se enfríe, mételo en la nevera y déjalo ahí hasta el día siguiente.

5. Para desmoldar, si no sale directamente, pasa un cuchillo por el borde de la tarta y coloca las manos sobre la parte de atrás del molde, para transmitir un poco de calor y que se dilate.

¡Listo!


Al enfriarse, la tarta se "organiza" sola, quedando los sobaos abajo, luego una capa con textura como de yogur, y finalmente arriba la gelatina. Puedes decorarla como quieras. En la foto, mi madre intentó dibujar una casa con un sirope demasiado líquido, y eso parecía más el escenario de un crimen XD A mí me gusta especialmente con rodajitas de fresa natural.

¡A disfrutar!

PD: Ahora tendré que aprender a hacer la típica tarta de manzana americana ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario