domingo, 3 de marzo de 2013

¿Vestido o camisón?

Os comentaba en la entrada sobre mis compras de rebajas que no era la primera vez que compraba una prenda de ropa interior o un pijama con la intención de usarlo en la calle. El caso más extremo fue el vestido que usé en nochevieja este año. 



Es supuestamente un camisón, situado en la tienda en la zona de ropa interior, entre otras prendas de lencería. Está compuesto por un forro en tono nude cubierto por encaje negro, que crea la ilusión de llevar el encaje directamente sobre la piel. Pensé que era un desperdicio destinarlo a prenda de estar en casa. 

Me lo probé en mi talla, y, efectivamente, parecía un camisón. Quedaba ajustado y muy, muy corto. Puesto sí que parecía un picardías. ¡Pero en una talla más ese efecto desaparecía! 

Un cinturón (o como en mi caso, un simple lazo de raso) para darle forma y que no quedara como un saco, los complementos adecuados...



... ¡y tenemos vestido arregladito por 19,90€!

Por si a alguna os interesa, el vestido es de Sfera y sigue disponible como parte de la nueva colección.

¡Besos!



No hay comentarios:

Publicar un comentario