martes, 23 de abril de 2013

¡Feliz día del libro! Parte I


"A LEÓN WERTH
Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona grande. Tengo una seria excusa: esta persona grande es el mejor amigo que tengo en el mundo. Tengo otra excusa: esta persona grande puede comprender todo; incluso los libros para niños. Tengo una tercera excusa: esta persona grande vive en Francia, donde tiene hambre y frío. Tiene verdadera necesidad de consuelo. Si todas estas excusas no fueran suficientes, quiero dedicar este libro al niño que esta persona grande fue en otro tiempo. Todas las personas grandes han sido niños antes. (Pero pocas lo recuerdan.) Corrijo, pues, mi dedicatoria:

A LEÓN WERTH
CUANDO ERA NIÑO"

Antoine de Saint-Exupéry, "El principito"


Leer siempre ha sido un placer para mí, un momento de desconexión, algo que hace que las horas vuelen si encuentras el libro adecuado. Algo que puedes hacer siempre, en cualquier lugar, aunque no haya enchufes, aunque estés solo, aunque no tengas dinero. Los libros son mágicos. ¿Quién no ha tenido esa sensación de pérdida cuando terminas una historia? ¿Esa especie de despedida hacia los personajes que han sido parte de tu vida, al menos durante un tiempo? Cierras el libro, y los dejas ahí, suspendidos en el tiempo, esperando a que vuelvas a abrirlo. Tú cambias, ellos no...

Mis libros preferidos son las novelas juveniles. Es así. No importa cuántos libros aclamados por la crítica lea, cuantos manuales de psicología abra, cuántos best sellers históricos compre. Son interesantes, están bien...y me dejan fría. Soy consciente de cada página que paso, no desconecto. 

Discrepo totalmente con esa idea tan hipster de que lo diferente es mejor. Escuchar al grupo indie más desconocido, o leer al escritor japonés que recibió un premio en un festival independiente... y rechazar esas obras cuando se vuelven conocidas. Pronunciar esa frase: "A mí esto me gustaba antes de que se pusiera de moda, ahora se ha vuelto muy comercial". Criticar aquello que hace 2 meses adorabas sólo porque ahora más gente disfruta de ello. Lo encuentro ridículo a la par que me da algo de ternura. Todos necesitamos a veces sentirnos especiales y diferentes.

Pero los libros que a mí más me gustan no son diferentes. Seguramente habréis leído casi todos. No son raros, no tienen un vocabulario rebuscado, no tienen frases que duran una página entera. Sus autores no  tienen que estar  muertos, sus temáticas no son una denuncia social. Ni falta que hace. Son novelas entretenidas, emocionantes, románticas. Porque eso es una novela: algo que se lee por placer, dice la RAE en su definición.

Por ello, hoy te animo a encontrar un libro que te haga feliz, que te haga disfrutar, que te enganche. Que te haga desear llegar a casa para abrirlo. No importa cuál sea. Es para ti, para que disfrutes tú.

Y por si tienes el mismo gusto que yo, aquí te dejo algunas recomendaciones:

Próximamente en cines

Mi afición por las novelas comerciales hace que, uno tras otro, vaya viendo desfilar mis libros favoritos por la gran pantalla. Entonces viene el fenómeno fan, y a mí me entran la incoherencia y las ganas de decir lo de "a mí esto me gustaba de antes", o aquello tan repelente de "esto en el libro era diferente". Pero la verdad es que disfruto mucho las películas. Pronto se estrenarán las versiones cinematográficas de 3 libros (o sagas) que me gustan:

1. Cazadores de Sombras.  Cassandra Clare.

Otra saga de adolescentes luchando contra el mal en escenarios fantásticos. Moderna, variada, y con una interesante mezcla de fantasía y realidad. El primer volumen, "Ciudad de Hueso", pronto se estrenará en cines.


2. Los juegos del hambre.  Suzanne Collins
Hace un tiempo recomendaba esta saga en el blog. Para mí, de lo mejor que se ha escrito en el género juvenil en los últimos tiempos. Un escenario futurista y desolador, un personaje principal con garra, una trama emocionante e imaginativa. La adaptación al cine del primer volumen me gustó mucho, y pronto tendremos en pantalla la segunda parte: "En llamas".


3. The Host.  Stephenie Meyer

Sí, la autora de Crepúsculo. Esta es la adaptación que más miedo me da... Hace unos años, Stephenie Meyer se metía en el género de la ciencia ficción con esta obra que me sorprendió muchísimo. Sin perder sus románticas tendencias, creó un universo futurista con invasión alienígena y humanidad amenazada incluidas. Por lo que he visto en los pósters de la película, se vuelven a dirigir al público hormonado de Crepúsculo manteniendo su estética. Yo os recomiendo que le deis una oportunidad al libro.



Para leer en la playa

4. Claire se queda sola.
5. Lucy Sullivan se casa.
6. Sushi para principiantes.
7. Por los pelos.
8. Un tipo encantador.

Estos 5 libros son obra de la escritoria irlandesa Marian Keyes. Son libros sencillos, femeninos y ligeros, muy divertidos, en la línea de "El diario de Bridget Jones". Todos se parecen bastante: suelen estar protagonizados por treintañeras con los problemas que cualquiera podría tener: hombres, celulitis, trabajo, amigas. Para tomarse la vida con calma y reírse un rato. El único que quizá se desmarca un poco de la tendencia es el último, "Un tipo encantador", de contenido un poco más serio y más largo que el resto, pero igualmente adictivo y ameno.




No quiero extenderme más. Mañana, la segunda parte de este post sobre el día del libro... ¡aun me falta recomendaros mis libros favoritos! Un beso grande, felicidades a los Jordis, y feliz día de Castilla y León a mis paisanos :)

Parte II, aquí :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario