jueves, 4 de abril de 2013

Wilmington: Parte III. Compras


Último post sobre Wilmington, y lo prometido es deuda, vamos con las compras. ¡Por fin un lugar con tiendas! 


La tienda que más visitamos se llama "The Black Cat Shoppe". Podéis echarle un vistazo aquí, y tienen tienda online. 

Tienen una curiosa mezcla de souvenirs, ropa hippie, merchandising de One Tree Hill (parece ser que el local de esta tienda era una de las localizaciones del rodaje), y objetos esotéricos de lo más dispar: desde barajas del tarot, hasta una ouija de viaje. Eso último me encantó... "¡Mamáaaaa que no me cabe la ouija en el maletero! ¿¿Cuándo me vais a comprar la de viaje??" También tenían artículos de broma y curiosidades varias, como bolis de tinta invisible, o una taza de Alicia en el País de las maravillas en la que desaparece el gato cuando la llenas con líquido caliente. Por último estaba mi rincón favorito, con todo tipo de trastos estéticos: libretitas, velas, chapas para la ropa, bolis, cajitas... 

Ah, importante, en esta tienda se pueden comprar los tickets para hacer algunos tours por la ciudad, como el "Ghost Walk" sobre el que os hablé el primer día.


La segunda postal la compré en esta tienda.


Junto a The Black Cat Shoppe hay una tienda de ropa y complementos llamada Island Passage que se ha convertido en mi nuevo lugar favorito en el mundo. Una tienda pequeñita, con la decoración muy cuidada: colores pastel, estampados, música suave, y un olor delicioso. Me lo habría llevado todo. Un detalle curioso: al pagar, te pedían que escogieras entre varios huevitos de colores, dentro de los cuales venía un descuento. A mí me tocó un 10%, y a mi amiga una pieza de bisutería  gratis con la compra de otras 2. 

Os dejo su facebook para que os hagáis una idea, aunque sólo sirve para ponernos los dientes largos, ya que no tienen tienda online.

Yo me llevé dos cositas que me parecen especiales, y que me dieron primorosamente envueltas en papel de seda, y dentro de una bonita bolsa.



En primer lugar, esta camiseta sin mangas, de color verde flúor, y bordada con estampado étnico (me encanta esa tendencia y cada vez acumulo más prendas) ¿No os da ganas de verano, de olor a crema para el sol?


Y en segundo lugar, este vestidito-camisola, en tonos azules y rosas, y con diferentes texturas. Tiene cierto aire de babi de cole, ¡pero me encanta! Y como decía, me parece especial, algo que no solemos encontrar en nuestras tiendas habituales.




¿Qué os parecen?

Por si os habéis quedado con ganas de más... al día siguiente del viaje estuve en un centro comercial, primer día que voy de compras (al margen de estas 2 prendas) porque, como ya os he comentado, parece que en Chapel Hill no hay tiendas... próximamente veréis mis adquisiciones por aquí :)




No hay comentarios:

Publicar un comentario