miércoles, 5 de junio de 2013

Yogur con fresas

Todos sabemos que los yogures desnatados son muy sanos, pero son un postre tan soso y triste, con ese 0% estampado...

Te enseño una idea sencillísima para hacerlo más apetitoso sin sumar calorías  pero sí beneficios. Sólo hay que verterlo en un bol (si es bonito, ¡mejor!) con un chorrito de leche, y batirlo para que coja una textura cremosa y sin grumos. Después, se añaden un par de fresas grandes troceadas.




¿Cambia o no cambia? ¡Ahora parece un delicioso postre de restaurante! Además puedes hacerlo con cualquier fruta que te guste.

Y si lo tomas junto a una tostada con jamón o pavo, tendrás un desayuno completo, con todos los nutrientes necesarios para empezar el día.


¡Disfruta!

No hay comentarios:

Publicar un comentario