lunes, 2 de septiembre de 2013

Septiembre

Septiembre es un enero antes del otoño. Es un mes de comienzos, de empezar de cero. De nuevos cursos, de nuevos proyectos, de nuevos trabajos o de enfocar de forma nueva los trabajos de siempre. Es el mes de los fascículos en los kioscos, porque saben que en septiembre nos gusta empezar una colección, o estrenar un nuevo "yo" que sabe hablar alemán, hacer punto de cruz, o cocinar cupcakes. Es el mes de la ropa rara, porque se mezclan los que estrenan con ilusión sus botas nuevas aunque aun haga calor, con los que se niegan a creer que el verano se termina y no se quitan las sandalias aunque ya tengan que llevar una cazadora por las mañanas. Las olas de calor dejan de llenar los titulares, y de repente esos espacios se llenan de malas noticias. Toca volver a la sensación agobiante pero confortable de volver a llevar calcetines y pantalón largo. Es el mes de la vuelta al cole, de comprar cuadernos nuevos y decorarlos con portadas bonitas, y de prometerse a uno mismo que, esta vez sí, en ese cuaderno escribirá con buena letra. Porque de eso va septiembre, de empezar, crear, crecer y mejorar. Lo de enero sólo es el día resacoso de después de Nochevieja, este es el verdadero Año Nuevo.

¡Disfruta tu principio!



No hay comentarios:

Publicar un comentario